Todas las entradas de: IsabelCruz

ME DOY PERMISO

Me doy permiso para separarme de personas que me traten con brusquedad, presiones o violencia, de las que me ignoran, me niegan un beso, un abrazo…No acepto ni la brusquedad ni mucho menos la violencia aunque vengan de mis padres o de mi marido, o mujer. Ni de mis hijos, ni de mi jefe, ni de nadie. Las personas bruscas o violentas quedan ya, desde este mismo momento fuera de mi vida.

Soy un ser humano que trata con consideración y respeto a los demás. Merezco también consideración y respeto.

Me doy permiso para no obligarme a ser “el alma de la fiesta”, el que pone el entusiasmo en las situaciones, ni ser la persona que pone el calor humano en el hogar, la que está dispuesta al diálogo para resolver conflictos cuando los demás ni siquiera lo intentan.

No he nacido para entretener y dar energía a los demás a costa de agotarme yo: no he nacido para estimularles con tal de que continúen a mi lado. Mi propia existencia, mi ser; ya es valioso.
Si quieren continuar a mi lado deben aprender a valorarme.
Mi presencia ya es suficiente: no he de agotarme haciendo más.

Me doy permiso para no tolerar exigencias desproporcionadas en el trabajo. No voy a cargar con responsabilidades que corresponden a otros y que tienen tendencia a desentenderse.
Si las exigencias de mis superiores son desproporcionadas hablaré con ellos clara y serenamente.

Me doy permiso para no hundirme las espaldas con cargas ajenas

Me doy permiso para dejar que se desvanezcan los miedos que me infundieron mis padres y las personas que me educaron. El mundo no es sólo hostilidad, engaño o agresión: hay también mucha belleza y alegría inexplorada.

Decido abandonar los miedos conocidos y me arriesgo a explorar las aventuras por conocer. Más vale lo bueno que ya he ido conociendo y lo mejor que aún está por conocer. Voy a explorar sin angustia.

Me doy permiso para no agotarme intentando ser una persona excelente. No soy perfecto, nadie es perfecto y la perfección es oprimente. Me permito rechazar las ideas que me inculcaron en la infancia intentando que me amoldara a los esquemas ajenos, intentando obligarme a ser perfecto: un hombre sin fisuras, rígidamente irreprochable. Es decir: inhumano.

Asumo plenamente mi derecho a defenderme, a rechazar la hostilidad ajena, a no ser tan correcto como quieren; y asumo mi derecho a ponerles límites y barreras a algunas personas sin sentirme culpable.

No he nacido para ser la víctima de nadie.

Me doy permiso para no estar esperando alabanzas, manifestaciones de ternura o la valoración de los otros.

Me permito no sufrir angustia esperando una llamada de teléfono, una palabra amable o un gesto de consideración.

Me afirmo como una persona no adicta a la angustia.

Soy yo quien me valoro, me acepto y me aprecio No espero a que vengan esas consideraciones desde el exterior.

Y no espero encerrado o recluido ni en casa, ni en un pequeño círculo de personas de las que depender.

Al contrario de lo que me enseñaron en la infancia, la vida es una experiencia de abundancia.

Empiezo por reconocer mis valores, Y el resto vendrá solo. No espero de fuera.

Me doy permiso para no estar al día en muchas cuestiones de la vida: no necesito tanta información, tanto programa de ordenador, tanta película de cine, tanto periódico, tanto libro, tantas músicas.

Decido no intentar absorber el exceso de información. Me permito no querer saberlo todo. Me permito no aparentar que estoy al día en todo o en casi todo.

Y me doy permiso para saborear las cosas de la vida que mi cuerpo y mi mente pueden asimilar con un ritmo tranquilo.

Decido profundizar en todo cuanto ya tengo y soy. Con lo que soy es más que suficiente. Y aún sobra.

Me doy permiso para ser inmune a los elogios o alabanzas desmesurados: las personas que se exceden en consideración resultan abrumadoras. Y dan tanto porque quieren recibir mucho más a cambio.

Prefiero las relaciones menos densas.

Me permito un vivir con levedad, sin cargas ni demandas excesivas. No entro en su juego.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico.

No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que
me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Si intentan presionarme para que haga lo que mi cuerpo y mi mente no quieren hacer, me afirmo tranquila y firmemente diciendo que no. Es
sencillo y liberador acostumbrarse a decir “no”.

Me doy el permiso más importante de todos: el de ser auténtico. No me impongo soportar situaciones y convenciones sociales que agotan, que me disgustan o que no deseo. No me esfuerzo por complacer.

Elijo lo que me da salud y vitalidad.

Me hago más fuerte y más sereno cuando mis decisiones las expreso como forma de decir lo que yo quiero o no quiero, y no como forma de despreciar las elecciones de otros.

No me justificaré: si estoy alegre, lo estoy; si estoy menos alegre, lo estoy; si un día señalado del calendario es socialmente obligatorio sentirse feliz, yo estaré como estaré.

Me permito estar tal como me sienta bien conmigo mismo y no como me ordenan las costumbres y los que me rodean: lo “normal” y lo “anormal” en mis estados emocionales lo establezco yo.


Autor: Joaquín Argente

LÍPIDOS O GRASAS; ¡TU SALUD LOS NECESITA!

 

Las grasas o lípidos, son un extenso y variado conjunto de sustancias cuya estructura química está formada principalmente por cadenas lineales de carbono, hidrógeno y oxígeno, aunque algunas de ellas suelen contener además otros elementos tales como fósforo, nitrógeno o azufre.

Entre sus características, además de ser untuosos al tacto y tener puntos de fusión bajos, destacan por ser insolubles en agua, siendo sin embargo solubles en disolventes orgánicos tales como alcohol, acetona, cloroformo o benzol.

Son sustancias de vital importancia para el ser humano y por eso se encuadran dentro del grupo de macronutrientes, denominados así porque nuestro organismo los necesita en cantidades diarias degramos”.

 

¿QUÉ HACEN POR NOSOTROS?

En general, las grasas desempeñan en nuestro organismo importantes funciones biológicas entre las cuales destacan su papel como:

  1. Combustible: cuantitativamente hablando, representan la reserva energética más importante en el reino animal, acumulándose en nuestros adipocitos- células que forman el tejido adiposo-especializados por tanto en el almacenaje de lípidos en forma de triacilgliceroles (o triglicéridos) y que tras su hidrólisis liberarán ácidos grasos y glicerol los cuales mediante una serie de reacciones a nivel celular nos proporcionan energía.
  2. Elementos estructurales: algunos lípidos tales como los fosfolípidos, colesterol y glucolípidos, forman parte de nuestras membranas celulares.
  3. Material aislante: algunos lípidos tales como las ceras, son utilizados con este fin tanto en por el ser humano –en órganos como el oído-, como por animales –en las plumas de aves, en los exoesqueletos de insectos y crustáceos- como por las plantas –en hojas, tallos y frutos-
  4. Funciones especiales: cada tipo de lípido, desempeña una función especial en el organismo. Por ejemplo, los esteroides, los eicosanoides y los fosfolípidos funcionan como señales, actuando como hormonas, mediadores y segundos mensajeros.

     

Otros lípidos sirven como anclas para fijar proteínas a las membranas. Hay otros que son cofactores en las reacciones enzimáticas, tales como la ubiquinona (CoQ10) o la vitamina K . Están también los que participan en el proceso de la visión, como algunos carotenoides. Además, las vitaminas liposolubles, utilizan los lípidos como vehículos.

 

CLASIFICÁNDOLOS

Los lípidos atienden a distintas clasificaciones. Por ejemplo, en función de su estructura química, pueden ser saponificables o insaponificables.

La saponificación es una reacción química mediante la cual al mezclarse un álcali o base con un ácido graso, se obtiene una sal del ácido graso que todos conocemos como jabón. Esta reacción puede tener lugar con ácidos grasos, acilgliceroles y ceras, principalmente. También son saponificables los fosfolípidos y los glucolípidos.

En cuanto a los elementos de los que están compuestos los lípidos, encontramos que clasifican en simples, complejos e isoprenoides, cada uno de los cuales presenta características peculiares de las que hablaremos más adelante.

 

DIGESTIÓN Y METABOLISMO

De los tres grupos mencionados anteriormente, algunos de ellos tales como los TGC (triacilgliceroles o triglicéridos) y las ceras van a necesitar del proceso de hidrólisis enzimática, lo que significa que requieren del concurso de enzimas que rompan sus enlaces de tipo éster, para su aprovechamiento por el organismo. Este proceso que comienza en el estómago gracias a la acción de la lipasa gástrica* en un ph óptimo entre 3 y 6, continúa en el duodeno gracias a la secreción por un lado de las sales biliares, encargadas de emulsionar los lípidos en gotículas de alrededor de 1 µm de diámetro, lo cual facilita notablemente la actuación de siguientes enzimas implicadas en el proceso, a saber; las pancreáticas lipasa, colipasa, fosfolipasa A2*, colesterol esterasa.

Así, se obtienen monoglicéridos y ácidos grasos, los cuales (además de otros lípidos como el colesterol, lisofosfolípidos y vitaminas liposolubles) son transportados en micelas que los solubilizan, a través de las vellosidades intestinales hasta el interior de los enterocitos –células del interior intestinal- en donde se unirán a proteínas específicas, forma mediante la cual podrán ser transportados a un orgánulo celular, el retículo endoplasmático liso, en el cual tendrá lugar una resíntesis, formándose de nuevo TGC, fosfolípidos y ésteres de colesterol. Estos se unen a apoproteínas (Apo A, B y C) y son modificados en otro orgánulo celular; el complejo de Golgi, formándose los quilomicrones (responsables del transporte de TGC), que son absorbidos en el sistema linfático, desde donde pasan a la sangre y desde la cual son introducidos en las células a través de otra enzima; la lipoproteína lipasa.

Tras este resumido complejo viaje, y ya en la mitocondria celular, tiene lugar el proceso denominado ß-oxidación, mediante el cual se obtiene la energía necesaria para la vida celular.

En el siguiente esquema, clasificamos los lípidos de forma básica para que podáis ubicarlos con rapidez. Próximamente os informaremos acerca de cuáles son los más adecuados para nuestra salud, donde encontrarlos y cómo consumirlos.

*La lipólisis gástrica resulta más importante en el caso de los neonatos, pero en el adulto puede ser menos relevante.

*La Fosfolipasa A2 es activada por otra enzima, la tripsina.

Diagrama de las grasas
Diagrama de las grasas

 

Bibliografía

-Bioquímica. Kolman & Röhm

-Bases fisiológicas y bioquímicas de la nutrición. Ángel Gil

– Bioquímica. Lehninger

-Tratado de Fisiología médica. Guyton, A.C.

-Dossiers para profesionales

 

Isabel Cruz

 

 

 

CLAVES DEL AMOR INCONDICIONAL DE LOS INDIOS HOPI

ERES ÚNICO, DIFERENTE DE TODOS LOS OTROS

Sin reserva ni duda, permito que estés en el mundo como eres, sin un pensamiento o palabra de juicio…

No veo error alguno en las cosas que puedas decir, ni hacer, sentir y creer porque entiendo que te estás honrando a ti mismo al ser y hacer lo que es verdad para ti.

No puedo recorrer la vida con tus ojos ni verla a través de tu corazón.

No he estado donde tú has estado ni experimentado lo que has experimentado, viendo la vida desde tu perspectiva única.

Te aprecio exactamente como eres, siendo tu propia y singular chispa de la Conciencia Infinita, buscando encontrar tu propia forma individual de relacionarte con el mundo.

 

Sin reserva ni duda, te permito cada elección para que aprendas de la forma que te parezca apropiada.

Es vital que seas tu propia persona y no alguien que yo u otros piensen que “deberías” ser.

En la medida de mi capacidad, sin denigrarme o ponerme en un compromiso, te apoyaré en eso.

No puedo saber lo que es lo mejor para ti, lo que es verdad para ti o lo que necesitas, porque no sé lo que has elegido aprender, cómo has elegido aprenderlo, con quien o en qué periodo de tiempo.

Solo tú puedes sentir tu excitación interna y escuchar tu voz interna – yo sólo tengo la mía-

Reconozco que, aunque sean diferentes entre sí, todas las maneras de percibir y experimentar las diferentes facetas de nuestro mundo, todas son válidas.

 

Sin reserva ni duda admito las elecciones que hagas en cada momento.

No emito juicio sobre esto porque es imprescindible que honre tu derecho a tu evolución individual, porque esto da poder a ese derecho para mí y para todos los otros.

A aquellos que elegirían un camino que no puedo andar o que no andaría, y aunque puede que elija no añadir mi poder y mi energía a ese camino, nunca te negaré el regalo de amor que Dios me ha concedido para toda la creación.

Como te amo, así seré amado.  Así como siembro, recogeré.

 

Sin reserva ni duda, te permito el derecho universal de libre albedrío para andar tu propio camino, creando etapas o manteniéndote quieto cuando sientas que es apropiado para ti.

No puedo ver siempre el cuadro más grande del Orden Divino y así no emitiré juicio sobre si tus pasos son grandes o pequeños, ligeros o pesados o conduzcan hacia arriba o hacia abajo, porque esto sólo sería mi punto de vista.

Aunque vea que no haces nada y juzgue que esto es indigno, yo reconozco que puede que seas el que traiga una gran sanación al permanecer en calma, bendecido por la Luz de Dios.

Porque es el derecho inalienable de toda vida el elegir su propia evolución, y sin reserva ni duda reconozco tu derecho a determinar tu propio futuro.

Con humildad, me postro ante la comprensión de que el camino que veo es mejor para mi no significa que sea también correcto para ti, que lo que yo creo no es necesariamente verdad para ti.

 

Sé que eres guiado como yo lo soy, siguiendo tu entusiasmo interno por conocer tu propio camino.

 

Sé que las muchas razas, religiones, costumbres, nacionalidades y creencias en nuestro mundo nos traen una gran riqueza y nos procuran los beneficios y enseñanzas de tal diversidad.

 

Sé que cada uno de nosotros aprende en nuestra manera única para devolver ese amor y sabiduría al TODO.

Entiendo que si sólo hubiese una forma de hacer algo, sólo necesitaría haber una persona.

Apreciaré tu luz interna única te comportes o no dé la manera en la que considero que deberías, aunque creas en cosas que yo no creo.

Entiendo que eres verdaderamente mi hermano y mi hermana, aunque puede que hayas nacido en un lugar diferente y creas en diferentes ideales.

 

El amor que siento es por absolutamente todo lo que ES.

 

Sé que cada cosa viva es una parte de una conciencia y siento un amor profundo por cada persona, animal, árbol, piedra y flor, por cada pájaro, río y océano y por todo lo que es en el mundo.

Vivo mi vida en servicio amoroso, siendo el mejor yo que

pueda, haciéndome más sabio en la perfección de la Verdad Divina, haciéndome más feliz, más sano, y cada vez más abundante y gozoso.

Aunque a lo largo del camino puede que me gustes, sienta indiferencia por vos, o me disgustes, no voy a dejar de amarte, de honrar tu singularidad y de permitirte ser tu.

Esta es la llave de la paz y armonía en nuestras vidas y en nuestra Tierra porque es la piedra central del Amor Incondicional.

 

 

CONFERENCIA «ESTRATEGIAS PARA ALIMENTARTE SALUDABLEMENTE»

Os invitamos a compartir este encuentro en el que abordaremos determinados fundamentos de alimentación, eficaces para recuperar o mantener la salud desde una visión naturista e integral

 

Imparte: Isabel Cruz   www.isabelcruznutricionista.com

Inscripción: Tfno. 670 341 117          isabelcrtr@gmail.com               

Fecha: 19 de Mayo a las 20.00 h

Lugar: Centro de Psicología y Psicoayuda                                                                                                                                                                                                                                                                                                                            Camino Bajo de Huétor, nº 59 A, Escalera 5,1º   (Granada)

 

Aportación: 15€

CURSO DE ALIMENTACIÓN SALUDABLE

INVERTIR EN ALIMENTACIÓN SANA, ES INVIERTIR EN SALUD, CALIDAD DE VIDA Y LONGEVIDAD

Regálate vida con este curso en el que aprenderás a seleccionar y preparar los alimentos de la manera más adecuada para optimizar   sus nutrientes y favorecer una correcta asimilación.                                              El curso incluye parte teórica y práctica

Imparte: Isabel Cruz  www.isabelcruznutricionista.com

Inscripción: Tel. 670 341 117  isabelcrtr@gmail.com  

Lugar: C/ Santa Ana (Cenes de la Vega –Granada-)

Aportación: 50€/ módulo

 

TEMARIO y HORARIOS

Módulo I: Fundamentos de nutrición (27 de Mayo de 17 a 20.00h o bien  28 de Mayo de 10 a 13.00h)

  • Macro y micronutrientes
  • Fisiología de la digestión

 

Módulo II: Grupos de alimentos I (3 de Junio de 17 a 20.00h) o bien  4 de Junio de 10 a 13.00h)

  • Legumbres y cereales
  • Grasas (Aceites, mantequillas, etc.)
  • Proteínas animales y vegetales (carne, pescado, huevos, lácteos, soja, seitán, proteínas en polvo)
  • Frutos secos y semillas

 

Módulo III: Grupos de alimentos II (10 de Junio de 17 a 20h) o bien 11 de Junio de 10 a 13.00h)

  • Verduras, hortalizas y frutas (germinados, batidos/zumos, superalimentos)
  • Endulzantes
  • Algas
  • Combinación de alimentos

 

Módulo IV: Técnicas culinarias y menaje tóxico (17 de Junio de 17 a 20h) o bien 18 de Junio de 10 a 13.00h)

 

CONFERENCIA «ESTRATEGIAS PARA ALIMENTARTE SALUDABLEMENTE»

 

Os invitamos a compartir este encuentro en el que abordaremos determinados fundamentos de alimentación, eficaces para recuperar o mantener la salud desde una visión naturista e integral

 

Imparte: Isabel Cruz   www.isabelcruznutricionista.com

                                                            isabelcrtr@gmail.com 

                                                                Tfno. 670 341 117

                                                                                                       

Fecha: 12 de Mayo a las 20.00 h

Lugar: “ECOLÓGICOS DE GRANADA”  Camino Forestal s/n   (La Zubia –Granada-)                                                                                                     info@ecologicosdegranada.org                                                                                                                                                                    Tlfno. 958 561 793   

INSCRIPCIÓN Y ASISTENCIA GRATUITA EN EL CORREO O TFNO. INDICADO ARRIBA

 

FLORES DE BACH, UNA AYUDA PARA TUS EMOCIONES

A todos nos sucede con mayor o menor frecuencia que nos encontramos alterados emocionalmente, ya sea debido a preocupaciones relacionadas con nuestro entorno laboral, familar, etc. o simplemente como consecuencia de nuestro propio pensamiento debido al modo particular que tenemos de percibir las cosas en la vida.

Además, frente a una situación determinada, un individuo puede reaccionar de forma completamente distinta a otro. Por ejemplo, podríamos encontrarnos con el caso de un suceso doloroso muy estresante como podría ser la pérdida de un ser querido, en cuya situación una persona reaccionara con ira, rabia e incluso violencia mientras que otra podría quedarse bloqueada sin mostrar apenas sus sentimientos y tal vez otra más podría recurrir a la reclusión en sí misma sin deseo de contacto con otras personas.

Estas distintas particularidades emocionales, pueden tratarse con los denominados “Elixires o esencias florales del sistema Bach”, también conocidas como “Terapia floral” o simplemente “Flores de Bach”

 

ACERCA DE SU FUNDADOR

Quien descubrió el poder terapéutico de los elixires florales fue Edward Bach (1886-1936) oriundo de Moseley (Inglaterra), que fue médico especializado en salud pública, inmunólogo, bacteriólogo y doctor en filosofía. También trabajó con la Homeopatía.

Su carácter sensible, intuitivo y compasivo le impulsaron a trabajar en la búsqueda de un método que aliviara y tratara a sus pacientes sin causarles dolor. Su arduo trabajo y su pasión por la naturaleza le llevó al descubrimiento y desarrollo del sistema terapéutico al que puso su apellido y que está compuesto por 38 esencias florales siendo en la actualidad mundialmente conocidas como “Flores de Bach

A este conjunto de remedios los dividió en 7 grupos diferentes que corresponden a estados emocionales básicos, a saber:

  • Miedo
  • Incertidumbre
  • Falta de interés en el presente
  • Soledad
  • Hipersensibilidad
  • Desesperación-Desaliento
  • Excesivo cuidado en el bienestar de los demás

La mayoría de estos remedios los extrajo a través de la exposición solar en agua de la parte florida de determinadas plantas y por decocción en el caso de otras. Esta es la manera que se sigue utilizando en la actualidad.

 

BASES FILOSÓFICAS  

Edward Bach opinaba que las enfermedades del corazón y de la mente deben ser el centro de atención del sanador. Según decía “… nuestros temores, aprensiones, ansiedades y demás son los que abren la puerta a la invasión de la enfermedad”

Él estableció una conexión entre los sentimientos y la enfermedad física real, concluyendo que un estado emocional alterado que persistía en el tiempo daba lugar a una “somatización”, es decir, a la manifestación a nivel físico del conflicto no resuelto; lo que conocemos como enfermedad.

En su libro “Cúrese usted mismo”  podemos leer: “La enfermedad es en esencia, el resultado de un conflicto entre al Alma y la Mente, y no se erradicará más que con un esfuerzo espiritual y mental.  …Ningún esfuerzo dirigido únicamente al cuerpo puede hacer algo más que reparar superficialmente el daño, y no hay curación en ello, puesto que la causa sigue siendo operativa y en cualquier momento puede volver a demostrar su presencia de otra forma”

   “…Las primeras enfermedades reales del hombre son defectos como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia…”

Los elixires florales por tanto, actúan de forma muy sutil equilibrando los estados emocionales alterados y devolviendo la armonía perdida.

El resultado que produce una terapia floral más o menos prolongada que ha resultado un éxito se puede describir como:

“un incremento de la compasión, la generosidad, la paz interior y la capacidad de amar, al mismo tiempo que de un ensanchamiento del sentimiento de identidad”

 

¿QUIENES PUEDEN TOMARLAS?

Este sistema natural destaca por su sencillez e inocuidad, pudiendo utilizarse en cualquier rango de edad, incluyendo bebés, niños y mujeres embarazadas. Además, también se benefician de sus efectos positivos los animales y las plantas.

Por otra parte, son muy fáciles de tomar y presentan la ventaja de ser compatibles con cualquier medicación/suplementación que se pueda estar tomando, ya que no interaccionan con las mismas.

Desde 1976 están reconocidas por la OMS y hoy en día se conocen y utilizan en el mundo entero.

Personalmente, siento un especial cariño por este sistema terapéutico ya que he podido constatar su eficacia en incontables ocasiones. A nivel personal las siento tan afines a mí que noto sus efectos positivos casi de inmediato.

Desde aquí, quiero expresar el profundo agradecimiento que siento por las flores en general y por éstas en particular. Son uno de los grandes regalos que he recibido en mi vida.

 

Bibliografía

-La curación por las flores de Bach. Edward Bach

-Todo lo que las flores de Bach pueden hacer por ti. Claudia Stern

-Las flores de Bach; preguntas y respuestas. Mechthild Scheffer

 

Autor: Isabel Cruz

Este post también puedes leerlo en Conasi

POR QUÉ COMBINAR ADECUADAMENTE LOS ALIMENTOS

La combinación adecuada de los alimentos es una tema que genera controversia por la razón de que la ciencia no se ha pronunciado a favor de sus premisas. Sin embargo, muchas personas han podido constatar y atestiguar que la puesta en práctica de los principios que se alegan al respecto, son más que meras teorías sin fundamento, puesto que éstos han redundado en notables beneficios para su salud.

   Fue William Howard Hay (1886-1940) quien sentaría las bases de esta teoría, si bien uno de los defensores más conocidos de la misma fue el célebre científico, humanista e higienista Herbert M. Shelton (1895-1985), cuya obra “La combinación de los alimentos” sigue siendo hoy en día un referente en lo que al tema que nos concierne se refiere. Otros autores, sobre todo del ámbito del naturismo, también han prestado atención a estas consideraciones, recomendando además cuidar otros aspectos tales como el agua que bebemos, tomar el sol a diario en horas adecuadas, la higiene corporal, el ejercicio físico, el reposo, el sueño, respirar aire puro, el equilibrio mental, emocional y espiritual, la eliminación de tóxicos a través de depuraciones y/o ayunos bien controlados, alcalinizar el organismo, etc.

   Veamos pues los fundamentos en los cuales se basa esta teoría.

   El proceso digestivo, necesario para transformar moléculas de gran tamaño como son Hidratos de Carbono, Proteínas y Grasas en moléculas más pequeñas (de modo que éstas puedan atravesar la barrera intestinal y llegar de esta forma al torrente sanguíneo para nutrir todo nuestro organismo), posee una serie de enzimas, las cuales tienen unas limitaciones concretas ya que su funcionamiento óptimo se produce en medio de un ph, temperatura y tiempo determinados.

   Por tanto, los alimentos que no están bien digeridos, no son aprovechados por nuestro organismo. Más bien, pueden provocar reacciones de putrefacción y/o fermentación dándose como resultado sustancias nocivas tales como indol, fenol, escatol, aminas, ácido fenilpropiónico, etc. en el caso de proteínas mal digeridas y dióxido de carbono, ácido acético o alcohol en el caso de los azúcares y almidones fermentados debido a una incompleta digestión.

    De modo que, una correcta combinación de los alimentos no solo asegura una mejor nutrición como resultado de una mejor digestión, sino que protege contra sustancias tóxicas.

 

COMBINACIONES NO RECOMENDABLES

  • ALMIDONES + ÁCIDOS

La enzima ptialina (amilasa salival) de naturaleza alcalina, secretada en nuestra boca a través de la saliva, empieza a disociar el almidón procedente de los Hidratos de Carbono transformándolos en  maltosa, la cual será posteriormente disociada bajo la acción de otras enzimas pancreáticas y duodenales. Así, se terminará convirtiendo en glucosa, azúcar simple que ya sí podrá llegar al fluido sanguíneo para ejercer su cometido. La ptialina es destruida por un ácido débil así como por una reacción alcalina fuerte, lo que limita su acción a un ambiente medianamente alcalino. Es esta limitación la que da importancia a la forma en la que mezclamos los almidones, ya que si éstos son mezclados con alimentos ácidos o que provoquen una secreción ácida en el estómago, la acción de la ptialina se verá interrumpida. Puesto que cualquier tipo de ácido puede destruir la acción de ésta enzima, evitaremos mezclar éstos (vinagre, cítricos, bayas, frutas ácidas, tomate*, etc.) junto a  alimentos ricos almidón tales como cereales o tubérculos, por ejemplo.

*Algunos autores sostienen que actualmente los tomates cultivados en España no son muy ácidos, por lo que no plantearían problema.

  • PROTEÍNAS + ALMIDONES

Los jugos gástricos necesarios para digerir las proteínas, son de naturaleza ácida. Así pues, si ingerimos proteínas y almidones en la misma comida, en lugar del jugo gástrico casi neutro que se debería verter durante las dos primeras horas de la digestión, se vierte un jugo ácido, impidiéndose por tanto la digestión del almidón, que se ve inhibida casi al instante. El almidón permanecería en el estómago durante la fase de digestión proteica, favoreciéndose así el proceso fermentativo del primero.

En relación con esta mezcla tal vez algunos aleguen (como yo misma lo hice en su día), que la naturaleza nos presenta una buena parte de los alimentos con distintas sustancias combinadas. Por ejemplo: las legumbres contienen tanto proteínas como carbohidratos y lo mismo sucede con los cereales. Pues bien, según comenta H. M. Shelton en la citada obra: “Hay una gran diferencia entre la digestión de un alimento, por muy compleja que sea su composición, y la digestión de una mezcla de diferentes alimentos. Para un alimento único que contiene una combinación de almidón y proteínas, el cuerpo puede ajustar sus jugos fácilmente, tanto en su intensidad como en el momento de su intervención, a los requerimientos digestivos del mismo. Pero cuando se comen juntos dos alimentos con diferentes y hasta opuestas necesidades digestivas, ese ajuste exacto de los jugos a los requerimientos del alimento se hace imposible”

   No obstante, una buena noticia para las personas que están muy acostumbradas a este tipo de combinaciones, es que algunos autores sostienen que el pan dextrinado sí se podría combinar con proteínas, puesto que éste ya está pre-digerido. Lo mismo sucedería en el caso del yogur o el kéfir que al estar parcialmente digeridos, sí se podrían combinar con almidones.

   En el caso de algunas legumbres germinadas (Phaseolus vulgaris y Lens culinaris –judías y lentejas respectivamente), se ha comprobado que la actividad proteolítica llega a su máximo al quinto día de germinación lo cual indica que las proteínas se han disociado en aminoácidos. Este hecho haría innecesaria la intervención de las enzimas encargadas de fragmentar las proteínas, lo que en teoría haría posible su combinación con hidratos de carbono.

  • PROTEÍNAS + PROTEÍNAS

Los distintos tipos de proteínas, requieren de secreciones y tiempos de actuación diferentes. Por ejemplo en el caso de la carne, el jugo más ácido se vierte sobre la misma en la primera hora de la digestión; en el caso de la leche, en la última hora y en los huevos hacia la mitad de la digestión.

Sí se podrían combinar dos tipos distintos de carne o dos variedades de nueces, pero no por ejemplo carne + nueces o carne + huevos o leche + huevos.

Un consejo para asegurarse la ingestión de todos los aminoácidos esenciales, sobre todo en el caso de personas vegetarianas, sería tomar las proteínas de distinta naturaleza en diferentes comidas del día.

  • PROTEÍNAS + ÁCIDOS

Los ácidos dificultan la secreción de jugo gástrico, inhibiendo así la digestión de las proteínas.

“En ningún caso, la ingestión de ácidos ayuda a la digestión. Aunque la Pepsina sólo es activa en presencia del ácido clorhídrico (y no existe prueba alguna de que otros ácidos favorezcan la tarea de la enzima), una acidez gástrica excesiva detiene su acción, e incluso la destruye”, afirmaba Herbert M. Shelton.

Señala sin embargo, que hay una excepción; “las nueces o el queso  junto a las frutas ácidas, aun no siendo una combinación ideal no plantearían demasiado problema debido al hecho de que ambos alimentos contienen una considerable cantidad de grasa o crema, no produciéndose sustancias putrefactas tan rápido cuando no son digeridas de inmediato como sí sucedería si se mezclaran este tipo de frutas con carne”

  • PROTEÍNAS + GRASAS

La grasa influye notablemente en el jugo gástrico retrasando su secreción, con lo cual el alimento tarda más en digerirse. De hecho, puede debilitar el tono gástrico hasta el 50%. Este efecto inhibidor puede durar dos horas o más.

Pero los vegetales sobre todo crudos en abundancia, contrarrestan el efecto inhibidor de la grasa. De modo que si hemos de tomar grasas junto a proteínas, acompañarlas con un buen plato de verdura puede ser una buena estrategia.

  • PROTEÍNAS O ALMIDONES + AZÚCARES

Los azúcares (industriales, de caña, jarabes, siropes, melazas, miel, dulces de frutas, etc.), no sufren ninguna digestión ni en la boca ni en el estómago, sino sólo en el intestino delgado, llegando rápidamente al mismo cuando se toman solos. Sin embargo, al tomarse junto a proteínas o almidones se quedan retenidos en el estómago mientras son digeridas las anteriores, produciéndose entonces la fermentación.

 

 

                 LAS FRUTAS, UN CASO ESPECIAL

   La fruta se debería tomar sola fuera del resto de comidas. La razón es que requiere de muy poca o ninguna digestión bucal ni estomacal, pasando con rapidez al intestino en el cual tiene lugar la pequeña digestión que requiere. Cuando se toma junto a otros alimentos, se queda retenida en el estómago hasta que se digieren éstos, produciéndose por tanto una fermentación. Idealmente, deberíamos esperar a tener completamente digerida cualquier comida anterior antes de tomar fruta. Algunos profesionales de la salud recomiendan tomar la fruta solo por la mañana en ayunas.

   Otro aspecto importante a tener en cuenta es que no se deberían mezclar las frutas dulces con las ácidas.

   En el caso de los aguacates y aceitunas, al contener una alta cantidad de grasa, no combinan bien con las proteínas.

   Respecto a los postres, deberíamos tomarlos después de una ensalada de vegetales crudos, dejando pasar de largo  la siguiente comida.

                                                  

                       LAS VERDURAS,  COMBINABLES CON  TODO

   Este es el único grupo que no plantea problemas digestivos al combinarse con otros alimentos. Su alto contenido en agua los hace ideales para acompañar a alimentos más densos tales como proteínas o almidones.

                                                                

                    CONCLUSIÓN

   Puesto que cada organismo es “único”, habiendo personas que no manifiestan grandes problemas a la hora de digerir los alimentos sea cual sea su combinación, animamos a que cada cual experimente y aprenda a observar cómo reacciona ante determinadas mezclas y/o alimentos.

   Personalmente suelo recomendar llevar un registro de aquellas situaciones en que percibimos que algo nos sienta mal, para intentar establecer la relación entre la causa y el efecto. De esta manera podremos descartar aquello que nos perjudica.

 

Autor: Isabel Cruz

Este post también puedes leerlo en Conasi

CONFERENCIA «ALIMENTACIÓN CONSCIENTE»

 

ALIMENTOS QUE DAÑAN, ALIMENTOS QUE SANAN

 

Aprende a realizar la mejor selección de alimentos para    

          tu salud desde una visión naturista e integral

 

                              Imparte: Isabel Cruz                        

                          www.isabelcruznutricionista.com

                     Fecha: 16 de Abril a las 17.30h

                    Lugar: “MERLO”    C/ Venecia, 29

                             (Armilla –Granada-)                  

Inscripción: isabelcrtr@gmail.com  Tfno. 670 341 117

                                Aportación: 10€

MINERALES: FORMAS ORGÁNICAS E INORGÁNICAS

 

Aunque algunos minerales, son muy renombrados y conocidos -tales como el calcio o el magnesio- por ejemplo, debido al relevante papel que desempeñan en el buen funcionamiento de nuestro organismo, otros no lo son tanto, aunque no por ello resultan menos importantes. 

Los minerales son sustancias químicas esenciales para el ser humano, que se encuentran en la naturaleza. Los podemos obtener principalmente de las plantas (que a su vez los toman de la tierra) y del agua que bebemos.

 Nuestro organismo es incapaz de sintetizarlos, por lo que debemos ingerirlos a través de la dieta diaria.

De los aproximadamente 90 que se encuentran en la naturaleza, parece que necesitamos alrededor de unos 22 de ellos. A este respecto, se continúa investigando y, probablemente, en un futuro no muy lejano se descubran algunos más esenciales para nuestro organismo o se les reconozcan nuevas funciones a los ya conocidos.

Pero hoy en día, se nos plantea un reto al respecto de estos nutrientes, ya que se observa un déficit de los mismos en nuestra dieta como consecuencia, por un lado, de los métodos de agricultura intensiva que se vienen practicando, lo cual resulta en un empobrecimiento de los minerales del suelo y, por otro, del procesado de los alimentos.

 

CLASIFICACIÓN

En función de la cantidad diaria que necesitamos ingerir, nos encontramos con los denominados:

  • Macrominerales

 Denominados así porque los necesitamos en cantidades diarias superiores a 100 mg (en adultos).  Entre ellos se encuentran: calcio, fósforo, magnesio, sodio o potasio, cloro, azufre. Éste último podemos obtenerlo a través de la ingesta de aminoácidos azufrados.

En cuanto al sodio, potasio y cloro, son considerados como “electrolitos” porque siempre van asociados al agua e intervienen en el equilibrio iónico y osmótico y en los gradientes eléctricos. Disueltos en este medio, son conductores de la corriente eléctrica.

  • Microminerales u oligoelementos                                                                                                                                                                     Necesarios en muy pequeñas cantidades. Dentro de este grupo encontramos:                                                                                                                                                                                                                                                      Elementos traza: cuyas necesidades oscilan entre 1 y 100 mg diarios. En esta categoría se incluyen: hierro, cinc, manganeso, flúor y cobre.                                                                                                                                                                                      Elementos ultratraza: cuya ingesta diaria es inferior a 1 mg. Aquí se engloban: selenio, molibdeno, cromo, yodo, boro y cobalto.

 

¿PARA QUÉ LOS NECESITAMOS?

  • Los minerales al igual que las vitaminas no aportan energía al organismo, pero juegan un papel fundamental al intervenir en numerosas funciones reguladoras importantes del metabolismo orgánico.
  • Otra de sus características más conocida es la función plástica, ya que forman parte de la estructura de huesos y dientes
  • Además, participan en la composición de los líquidos extracelulares e intracelulares
  • Intervienen en diversos procesos enzimáticos
  • Forman parte de proteínas que intervienen en el metabolismo, como las necesarias para la producción y utilización de energía.
  • Juegan un papel fundamental en el crecimiento
  • Colaboran en el mantenimiento del sistema nervioso central
  • Ayudan en la reconstrucción de tejidos
  • Necesarios para la contracción muscular, en la coagulación sanguínea, etc.

 

ACERCA DE SU ABSORCIÓN Y BIODISPONIBILIDAD

A diferencia de las vitaminas, algunas de las cuales pueden ser fácilmente destruidas ante determinados procesos, los minerales son elementos que siempre mantienen su estructura química, de tal modo que no son destruidos o alterados por el calor o la acción de otros elementos como el oxígeno o los ácidos. Sin embargo, hay que tener en cuenta que sí se pueden perder por lixiviación, es decir; al lavar o cocer los alimentos cuando no consumimos esa agua.

Así pues, determinadas técnicas culinarias como la cocción al vapor conlleva que se queden en el agua  parte de los minerales. Hay que valorar pues si resulta conveniente desecharla o no.

La absorción de un mineral se produce en las vellosidades intestinales, y su biodisponibilidad (medida en la que un nutriente ingerido es absorbido y utilizado) depende de la forma en la que se presente (quelación mineral*) en el alimento o complemento dietético.

Por ejemplo, el ácido fítico contenido en la cubierta exterior de algunos cereales, o el ácido oxálico contenido en algunos vegetales como las espinacas, pueden unirse a algunos minerales reduciendo significativamente su biodisponibilidad.

Otro factor que afecta a la biodisponibilidad es la carga magnética del quelato en cuestión. Puesto que nuestro tracto intestinal tiene una carga magnética negativa, lo mejor para facilitar una buena absorción sería que el quelato tuviera carga magnética neutra, puesto que si su carga también fuera negativa, sería repelido lejos de las vellosidades intestinales, dificultándose su absorción. En cambio, una carga positiva del quelato, resultaría en una fuerte atracción por las paredes intestinales en las cuales quedaría pegado, entorpeciéndose la absorción y pudiendo ocasionar efectos secundarios.

Hay que tener en cuenta que los minerales pueden resultar tóxicos si se ingieren en exceso, razón por la que se han establecido unas recomendaciones diarias teniendo en cuenta los distintos estados de la persona.

 

ORGÁNICOS O INORGÁNICOS; ¿CUÁLES SON MEJORES?

Las formas minerales queladas con ácidos orgánicos (sales orgánicas), denominados así porque se encuentran en los organismos vivos y contienen átomos de carbono, presentan la cualidad de contener uniones débiles entre el ligando y el mineral, lo cual permite que la digestión gástrica las rompa fácilmente. Se absorben por tanto, mejor.

En este grupo podemos encontrar los gluconatos, los citratos, los picolinatos, los lactatos, los orotatos  y los aminoquelados.

En cuanto a los quelados inorgánicos por el contrario, no suelen ser muy biodisponibles, tienen más efectos secundarios asociados y una mayor toxicidad que los orgánicos.

Uno de los ejemplos más conocidos respecto de los efectos secundarios de las formas inorgánicas es el del Hierro, que suele producir intolerancias gastrointestinales.

Los sulfatos, óxidos, fosfatos y carbonatos, forman parte de este grupo.

*Los quelatos metálicos son un complejo de un ion de metal unido a una molécula orgánica (aminoácido, ácido orgánico, etc.) denominada ligando. Así es como se encuentran todos los minerales en la naturaleza.

 

Autor: Isabel Cruz

Este post también puedes leerlo en Conasi