• Asesoramiento nutricional y
    de salud integral personalizado

  • Asesoramiento nutricional y
    de salud integral personalizado

  • Asesoramiento nutricional y
    de salud integral personalizado

Terapia floral

A todos nos sucede con mayor o menor frecuencia que nos encontramos alterados emocionalmente, ya sea debido a preocupaciones relacionadas con nuestro entorno laboral, familar, etc. o simplemente como consecuencia de nuestro propio pensamiento debido al modo particular que tenemos de percibir las cosas en la vida.

Además, frente a una situación determinada, un individuo puede reaccionar de forma completamente distinta a otro. Por ejemplo, podríamos encontrarnos con el caso de un suceso doloroso muy estresante como podría ser la pérdida de un ser querido, en cuya situación una persona reaccionara con ira, rabia e incluso violencia mientras que otra podría quedarse bloqueada sin mostrar apenas sus sentimientos y tal vez otra más podría recurrir a la reclusión en sí misma sin deseo de contacto con otras personas.

Estas distintas particularidades emocionales, pueden tratarse con los denominados “Elixires o esencias florales del sistema Bach”, también conocidas como “Terapia floral” o simplemente “Flores de Bach”

ACERCA DE SU FUNDADOR

Quien descubrió el poder terapéutico de los elixires florales fue Edward Bach (1886-1936) oriundo de Moseley (Inglaterra), que fue médico especializado en salud pública, inmunólogo, bacteriólogo y doctor en filosofía. También trabajó con la Homeopatía.

Su carácter sensible, intuitivo y compasivo le impulsaron a trabajar en la búsqueda de un método que aliviara y tratara a sus pacientes sin causarles dolor. Su arduo trabajo y su pasión por la naturaleza le llevó al descubrimiento y desarrollo del sistema terapéutico al que puso su apellido y que está compuesto por 38 esencias florales siendo en la actualidad mundialmente conocidas como “Flores de Bach

A este conjunto de remedios los dividió en 7 grupos diferentes que corresponden a estados emocionales básicos, a saber:

  • Miedo
  • Incertidumbre
  • Falta de interés en el presente
  • Soledad
  • Hipersensibilidad
  • Desesperación-Desaliento
  • Excesivo cuidado en el bienestar de los demás

La mayoría de estos remedios los extrajo a través de la exposición solar en agua de la parte florida de determinadas plantas y por decocción en el caso de otras. Esta es la manera que se sigue utilizando en la actualidad.

BASES FILOSÓFICAS  

Edward Bach opinaba que las enfermedades del corazón y de la mente deben ser el centro de atención del sanador. Según decía “… nuestros temores, aprensiones, ansiedades y demás son los que abren la puerta a la invasión de la enfermedad”

Él estableció una conexión entre los sentimientos y la enfermedad física real, concluyendo que un estado emocional alterado que persistía en el tiempo daba lugar a una “somatización”, es decir, a la manifestación a nivel físico del conflicto no resuelto; lo que conocemos como enfermedad.

En su libro “Cúrese usted mismo”  podemos leer: “La enfermedad es en esencia, el resultado de un conflicto entre al Alma y la Mente, y no se erradicará más que con un esfuerzo espiritual y mental.  …Ningún esfuerzo dirigido únicamente al cuerpo puede hacer algo más que reparar superficialmente el daño, y no hay curación en ello, puesto que la causa sigue siendo operativa y en cualquier momento puede volver a demostrar su presencia de otra forma”

   “…Las primeras enfermedades reales del hombre son defectos como el orgullo, la crueldad, el odio, el egoísmo, la ignorancia, la inestabilidad y la codicia…”

Los elixires florales por tanto, actúan de forma muy sutil equilibrando los estados emocionales alterados y devolviendo la armonía perdida.

El resultado que produce una terapia floral más o menos prolongada que ha resultado un éxito se puede describir como:

“un incremento de la compasión, la generosidad, la paz interior y la capacidad de amar, al mismo tiempo que de un ensanchamiento del sentimiento de identidad”

¿QUIENES PUEDEN TOMARLAS?

Este sistema natural destaca por su sencillez e inocuidad, pudiendo utilizarse en cualquier rango de edad, incluyendo bebés, niños y mujeres embarazadas. Además, también se benefician de sus efectos positivos los animales y las plantas.

Por otra parte, son muy fáciles de tomar y presentan la ventaja de ser compatibles con cualquier medicación/suplementación que se pueda estar tomando, ya que no interaccionan con las mismas.

Desde 1976 están reconocidas por la OMS y hoy en día se conocen y utilizan en el mundo entero.

Personalmente, siento un especial cariño por este sistema terapéutico ya que he podido constatar su eficacia en incontables ocasiones. A nivel personal las siento tan afines a mí que noto sus efectos positivos casi de inmediato.

Desde aquí, quiero expresar el profundo agradecimiento que siento por las flores en general y por éstas en particular. Son uno de los grandes regalos que he recibido en mi vida.

Bibliografía

-La curación por las flores de Bach. Edward Bach

-Todo lo que las flores de Bach pueden hacer por ti. Claudia Stern

-Las flores de Bach; preguntas y respuestas. Mechthild Scheffer

Autor: Isabel Cruz

Este post también puedes leerlo en Conasi